Las bibliotecas en las universidades británicas

La lectura es un hábito muy interesante que los estudiantes universitarios practican, en mayor o menor medida, como parte de su formación. Hay quienes prefieren hacerlo en la privacidad de sus habitaciones, en los tiempos libres en sus salones, mientras comen e incluso en los parques; pero, ¿qué tan asiduos son los estudiantes latinoamericanos a visitar las bibliotecas? Seguramente algunos gustan más que otros, pero cuando lleguen a realizar sus estudios, se encontrarán con que las bibliotecas en el son uno de los lugares neurálgicos de las universidades británicas.

La importancia de las bibliotecas en las universidades británicas se hace notar por la cantidad y variedad de ejemplares que sirven como bibliografía de los diferentes programas universitarios, pero además del uso obvio, en ellas también podemos encontrar otro servicios como impresiones, fotocopiado (aunque este está restringido a ciertas páginas por los derechos de autor), servicios de renta/préstamos de equipo de cómputo, servicio de mantenimiento para computadoras personales, reservación de espacios para trabajar en equipo o incluso pequeños salones equipados para hacer presentaciones a pequeños grupos. Algunos de estos servicios tienen costo, pero son mucho más accesibles que un servicio privado.

Por si fuera poco, la mayoría de las bibliotecas tienen además cafeterías y máquinas de autoservicio, algunas de las cuales podrían incluso dar servicio ¡24 horas! Así es, ya que la mayoría de las universidades cuentan con bibliotecas que están abiertas 24/7, y aún en días festivos, para mantener con energía a los estudiantes es común encontrar también estos servicios.

Si lo anterior te ha sorprendido, espera a saber que las bibliotecas son además algunos de los lugares favoritos de los estudiantes para relajarse, leer un buen libro (no de texto, sino recreativo), escuchar música o ver tu serie favorita (con audífonos), asistir a la proyección de un documental o un seminario, o simplemente para citar a tus compañeros y amigos en sus cafeterías y platicar de cualquier cosa para distraer la mente por un rato, o si el tema es académico, los espacios comunes y las cafeterías son el perfecto ambiente “informal” para hacerlo.

Y espera, aún no termina. Muchas de las bibliotecas en las universidades británicas, además de templos de sabiduría, han conjugado el arte de la construcción hasta convertirlas en verdaderas obras arquitectónicas. Por ello, la mayoría de estos edificios suelen ser muy llamativos e interesantes, algunos incluso pudieron haber sido iglesias y tener algunas obras de arte, pero los más modernos también impresionan al mezclar arquitectura y tecnología. Algunas de ellos pueden también tener pequeños museos, laboratorios, aulas magistrales, bellos jardines o espacios verdes y amplios espacios comunes para tomar un respiro antes de continuar con los deberes.

Así es, decídete a vivir tu experiencia de estudios en una de las universidades británicas a las que representamos y te aseguramos que ésta estará completa con muchos servicios, especialmente los que sus bibliotecas te pueden ofrecer. Y ¡no olvides contactarnos para iniciar tu proceso hoy mismo!

Por Suanne Segovia